Esto es lo que pasa cuando te enamoras

Después de un año de estar soltera, decidí abrirle mi corazón a un ser humano un tanto simpático, que me gusta mucho y que me hizo quererlo, y hasta extrañarlo. Me dejé llevar por lo que siento y al final acabe estrellándome en una pared de realidad. Y la realidad es esta: no importa cuántas veces te repitas “no te enamores” vas a terminar enamorado. Tal vez mientras más piensas en eso más te clavas, porque llegué a pensar que estaba “enculada” y luego me di cuenta de que cuando estás enculado no quieres realmente a la otra persona, y en este caso, yo si siento amor.

Todo es bonito, todo es amor y esa persona es perfecta con cada uno de sus defectos. No solo te gusta físicamente, sino que mentalmente también, puede que a veces te estrese su falta de cariño, pero te das cuenta de que todos damos amor de maneras distintas y de repente empiezas a notar su manera de hacerlo. Te hace feliz escucharlo roncar, estás cómoda con el, te fascina jugar con él hasta hacerlo enojar, ¡ay amiga! Todo está bien, ya estás enamorada y al parecer él también…

Hasta que decides hacerle saber lo que sientes y se vuelven casi desconocidos, como si nada hubiera pasado. Ahora, ¿está mal decir lo que sientes? O ¿está mal enamorarte de alguien que acaba de salir de una relación? Creo que en este caso las dos cosas estuvieron mal. Una parte de mi sabía lo que iba a pasar si decía lo que sentía, así que de alguna manera sé que esto me lo gané yo sola. Pero, otra parte de mi pensó que tal vez si expresaba lo que estaba sintiendo en ese momento sentiría, ¿calma? O algo parecido, no lo sé.

Es tan difícil volver a abrir tu corazón, volver a querer a una persona y tratar de confiar en ella. Pero de eso se trata la vida, ¿no? De corazones rotos, amores imposibles… Todo pasa y todo pasará, así son las cosas en el amor. Y en realidad no es culpa de la persona que falla, es culpa de la persona que se enamora y pierde de vista la realidad.

Te quedas esperando una visita, un mensaje, una señal de vida ¿y para qué? Para darte cuenta de que, en primer lugar, nunca debiste haberte enamorado de una persona que te mintió desde el principio y, en segundo lugar, ¿qué esperabas? Te lo dijeron tantas veces, “estás jugando con fuego”, tu misma sabías en lo que te metías y aún así dejaste que mandara tu corazón en lugar de tu cerebro, he ahí el problema.

Te metiste en la cueva del lobo, literalmente. Estás tomando mientras ves un partido de fútbol y te das cuenta de que lo que tardaste meses lograr tardaron 2 días, literalmente le costó 2 días romper todo lo que sentías y habías logrado: abrir tu corazón. Bastó con un mensaje explicando lo que sentías, porque de alguna manera esperabas que él te diera un poco de calma, que te hiciera ver o entender que no eran así las cosas…

Y de repente “a ver si al rato alcanzo y te paso a dejar tu llave, aquí la tengo”. Normalmente pierde el que más quiere, y claramente aquí la única que siente algo soy yo.

Ahora tengo de 2: llorar y sentirme mal, o tomar ese “amor” fallido como impulso y aprender la lección (en cuanto descubra cual es la lección, claramente).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s